Cámara-car con Go pro

Cámara-car con Go pro

Cuando tienes, por obligación, que saltarte el plan establecido, es decir improvisar, suelen aparecer momentos extraordinarios para la creatividad, así como también la posibilidad de que todo se vaya al traste. Esa línea, entre seguridad y abismo, es el punto justo para hacer un trabajo vivo. Una forma de medir esa sensación es sentir, durante todo el proceso de trabajo, una insistente sensación de inseguridad, de que hasta que todo no esté terminado no desconectarás, ni siquiera en los días de descanso.

go pro camara carCámara car, conseguido con la Go Pro sobre una ventosa en el capó del coche. El angular nuevo que le puse, una óptica sunex comprada en internet, ofrece un resultado muy bueno en condiciones de buena luz. En la Go Pro, los valores son automáticos. En la configuración inicial de la cámara puedes elegir, además del tamaño de grabación, algún preestablecido de contraste y poco más.

Pero al igual que hacemos con los aspectos técnicos de una cámara, quizá valdría la pena que consideremos qué es improvisar. Y antes de esto, quiero también apuntar que la intención de este blog no es enseñar recetas de nada, sino más bien compartir algunas experiencias que pueden ser especialmente útil para los que se lanzan a hacer producciones propias, y con pocos medios.

Por alguna razón, casi todo el mundo piensa que improvisar es lanzarse al ruedo sin más y ver qué pasará. Eso no es improvisar. Los espontáneos que se lanzan frente a un toro en las festividades taurinas dan fe de lo que digo. Con frecuencia se producen graves accidentes, o la muerte. La ignorancia es atrevida, me citaba el otro día mi mujer de algo que leía

En nuestro trabajo ocurre lo mismo, pero tiende a percibirse de modo diferente, especialmente en los documentales  en donde el guión se termina de escribir en la mesa de edición. Improvisar, decía Chaplin, sólo es posible cuando no has dejado nada al azar, cuando te has preparado para no improvisar. Así, cuando surge un imprevisto, aunque a priori no sepas por dónde le entra el agua al coco, sabes que llegarás a la otra orilla. Y aquí hay que tener en cuenta esto: Lo dicho implica mucho riesgo, pero yo lo recomiendo.

rezando

En el caso que nos ocupa; El Gran Pilar, una vez que pude conseguir el sustituto del personaje que perdí en New York, lo más importante, y estresante para mí era recuperar la chispa de volverme receptivo y percibir todo cuando rodea al nuevo personaje como si yo fuera la cámara. Es un sano ejercicio de humildad porque te hace observar al otro, estar en función de él, y ver detalles que a veces ni tu personaje es consciente de ello. Cuando aprendes a observarte en tu relación con el otro te vuelves de fiar, sin lo cual es imposible hacer un documental.

Diafragma 9/ velocidad 170/ óptica 50 mm Karl Zeiss. Polarizador hoya enroscado a la óptica. Esta luz (13 horas en verano en Los Ángeles) es muy aplastante para mi gusto. Por eso me pareció adecuado encuadrar este rezo en picado. La observación adecuada de la luz ambiental puede ayudar mucho en el por qué de la elección un encuadre. Y cuando hay prisas, esta técnica aporta seguridad.

Marcar el Enlace permanente.

14 comentarios

  1. Hola!
    Muy interesante tu post, no sabía que existían estas camaras-car, es una buena idea 😉
    Gracias por mostrarnoslo.
    Saludos

    • Bueno, en realidad cámara car se refiere a una especie de camión acondicionado con una plataforma para montar encima las ruedas delanteras del coche, o moto, etc, etc para filmar los diálogos de los actores con más comodidad. Lo que ocurre es que con los nuevos formatos de cámaras mini, como la Go Pro, es posible lograr el mismo efecto prescindiendo del mencionado camión (cámara car) lo que conlleva a su vez un ahorro tremendo de dinero debido a que al poner la Go Pro sobre el capo del coche con una ventosa se logra lo mismo. Un saludo

  2. Ese tipo de cámara no me llama la atención, dado que no soy muy dada a la aventura, aunque la que yo tengo me acompaña casi siempre 🙂
    Bss.

    • En realidad “Cámara car” No es una cámara, es un camión. En el comentario anterior lo detallo más.
      En cuanto a que lleves tu cámara a todas partes es muy buen indicio. Un creativo siempre está listo para construir su mundo en cualquier parte. Felicidades y suerte.

  3. Improvisar de una forma bien planeada siempre es una buena opción. esta cámara me encanta aunque si requiere buena dosis de luz natural para que sean imagenes perfectas.

    • Interesante lo que dices Claudia.
      Chaplin solía decir que el verdadero improvisar surge cuando no has dejado nada al azar en la preparación, y solo a partir de aquí de aquí, cuando se presenta un imprevisto uno lo convierte en un acto creativo. Los famosos actores de la Comedia del Arte Italiano, eran muy respetados por sus cualidades improvisatorias, pero según se dice, aprendían y aprendían toda la vida. Lo mismo con la música, un buen improvisador de jazz, por ejemplo, transita por caminos que previamente conoce, que son las escalas en las que se mueve. O sea que Improvisar, no es lo que habitualmente se conoce como Salir del paso. En el verdadero improvisar siempre llegas la otra orilla, en salir del paso, si llegas, es por casualidad. Un saludo.

  4. No tenía ni idea de que a la Go Pro se le podía personalizar la óptica. Hubo un tiempo en el que pensé comprarme una, pero luego recapacité.

    • Hola Priscil.
      Con las nuevas Go Pro, en especial la Go Pro Silver y la Go Pro Blac, que son cámaras estupendas, se puede hacer de todo.
      Existe una empresa http://www.backbone.com que ha creado todo un sistema de ópticas especialmente para Go Pro. De hecho estoy preparando un curso de cine basado en este sistema. El sentido de todo eso es que puedes tener un equipo entero de cine en una mochila. Las ventajas son muchas, excelente calidad de imagen en una cámara diseñada para el trote, y al ser todo tan pequeño lo hace tremendamente operativa.
      Es un sistema muy eficaz a la vez que discreto, ideal para cineastas independientes. Un saludo.

  5. Para serte sincera de cámaras no entiendo, he oido hablar de la go pro pero no sabía ni lo que era eso.
    Aunque suene raro solo uso la cámara del teléfono del móvil y como no soy ninguna profesional con ello me apaño.

  6. Me fascina toda informacion sobre las cámaras, soy una fanáticas del mundo de la fotografía y cualquier informacion me viene de lujo. Desconocía esta, pero me llama la atencion.

  7. No soy experta ni en cámaras ni en fotografía pero nunca está de más conocer nuevas tecnologías o avances para gadgets tan famosos como esta cámara aunque de momento con la mía voy servida. Muaks

    • Pues mucha suerte. En cuanto a lo de aventurarse en el terreno de las nuevas tecnologías solo tiene sentido si lo que tienes se te ha quedado pequeño. Un saludo.

Deja un comentario