Los diez mandamiento del buen guionista: cuarto, quinto y sexto

Continuando con el análisis de Los Diez Mandamientos del buen guionista, de Robert Mckee, de quien, una vez más, recomiendo su libro El Guión. Nos habíamos quedado en el mandamiento número cuatro,

CUARTO

  • No utilizarás falsos misterios ni sorpresas fáciles. No escondas nada importante que sepa el protagonista. Mantengámosnos al nivel del héroe. Que sepamos lo que él- ella sabe.

Los diez mandamientos del buen guionsitaSi tomamos como ejemplo nuevamente la película El Fugitivo del director Andrew Davisprotagonizada por Harrinson Ford. Podemos sentir, como espectador, casi lo mismo que siente el personaje central. Sabemos, al igual que él,  que no es culpable del asesinato de su mujer, sabemos que tiene que huir y transgredir las leyes para hacer justicia y mostrar la verdad. A su vez, nosotros como espectador no sabemos, al igual que el protagonista, quién es el malvado que está detrás del asesinato de su esposa, ni tampoco sabemos las causas, el motivo que hay detrás de todo eso. Y al final, descubrimos la verdad en el mismo momento en que la descubre el protagonista.

En resumen, lo que sugiere el “Cuarto Mandamiento” es que, a la hora de escribir, es aconsejable calcular que el espectador tenga la misma información que tiene el protagonista. Es un principio que ayuda a regular, de forma más intuitiva, el ritmo ascendente de una trama.

QUINTO

  • Respetarás a tu público. Mandamiento antimercenario.

Este quizá sea el mandamiento más filosófico de los diez. ¿Qué quiere decir eso de: “Respetarás a tu público”? . El sentido común indica que la relación Público-Artista viene dada por una expectativa que el artista crea con su obra, y que debe ser corroborada en taquilla. Si gusta, todos triunfan, si no gusta, todos fracasan, pero bastante más, el artista. Esa el la relación básica, pero ocurre, y cada vez con más frecuencia que la lucha de las audiencias impulsan a los creativos a generar trucos, efectos, y cualquier cosa para llamar la atención del espectador, lo que hacen que en última instancia, la historia como tal se convierten en un mero instrumento al servicio del mercado. Esto es, de hecho, la definición de Mercenario.

El gran maestro ruso K.S.Stanislavski iniciaba a sus alumnos bajo el credo:

Quiere el Arte en ti mismo, más que a ti mismo en el Arte

Resumen: Si respetas las leyes del arte, estás andando por un camino en el que, al final, a quien verdaderamente tienes la oportunidad de encontrar es a ti mismo. Un camino que se transita, como en la cuerda floja; ajustando permanentemente el equilibrio. 

SEXTO

Conocerás a tu mundo como Dios conoce éste. Mandamiento Pro-investigación.

los diez mandamientos del buen guionista: mandamiento sextoMe viene a la mente una película: La Milla Verde de Frank Darabont . Es un drama, de corte fantástico, ambientado en el sur de los Estados Unidos, en la época de la gran depresión. Cuenta la historia de un funcionario de prisiones encargado de vigilar la Milla Verde, lo que hoy se conoce con el nombre de: Corredor de la muerte. Allí traen a J.Koffey, un gigantesco negro, de carácter un tanto infantil, acusado de asesinar a dos hermanas adolescentes. Sin embargo, el gigante negro posee un don sobrenatural que va cautivando al vigilante de prisiones, interpretado por Tom Hanks. Esta película se ajusta perfecto al eslogan: Conocerás a tu mundo como Dios conoce este. 

Toda la película transcurre prácticamente en dos localizaciones: La Milla Verde, y la casa del vigilante, en donde tiene algunas escenas de su vida familiar. Inteligentemente el director logró acotar al máximo el universo de acción de los personajes; solo dos localizaciones. A priori esto siempre es una ventaja porque, mientras más pequeño el mundo que has creado, se vuelve más fácil conocerlo y dominarle. Si no conocemos a fondo la estructura que hemos creado, es imposible que la podamos dominar. En consecuencia, el éxito, o el fracaso estará en manos del azar. Por eso se acota lo de: Mandamiento pro-investigación; conocer a fondo, algo que siempre es más fácil mientras más menos elementos tengamos en juego.

Y bien, estoy todo por hoy , seguimos el próximo Lunes.

Chao.

Leonardo

 

Marcar el Enlace permanente.

Un comentario

  1. Gracias, querido Leonardo!

Deja un comentario